• Contra el Cáncer Cambia

¿Qué hacer cuando te diagnostican cáncer?

Cuando te diagnostican un cáncer, sea completamente inesperado o tengas sospechas de que podría ser un cáncer, tu mundo se paraliza por un momento.

Las reacciones son muy dispares, dependiendo de la persona, el momento y la forma en la que te enteras. Sin embargo, para todos es un bofetón a mano abierta.

En muchos casos, nos bloqueamos y no sabemos por dónde avanzar y, por eso, hemos hecho una recopilación de cosas que pueden ayudarte a entender y evitar el bloqueo cuando te diagnostican un cáncer.


1- Pregunta al equipo médico todas tus dudas. El oncólogo y todo el equipo médico que te va a tratar sabe mucho de la enfermedad y podrán resolverte las dudas que tengas sobre el tipo de cáncer que padeces. Evita mirar en internet y preguntar a personas que no son expertas y que no controlan toda la información necesaria para tomar decisiones médicas.

Suele pasar que tienes muchas dudas pero, cuando vas al médico, te olvidas de todas ellas o te quedan algunas sin resolver. Te recomendamos que vayas apuntando en un papel todas aquellas cuestiones que te vayan surgiendo cada día para que cuando vayas a visitar a tu médico las tengas escritas y no te vayas de la consulta sin respuestas.



2- Habla de tus sentimientos sin miedo. Es inevitable que tengamos una mezcla de sentimientos cuando nos diagnostican cáncer: decepción, miedo, frustración, impotencia,… La mezcla de sentimientos y emociones son muchas y cambiantes. Es importante saber canalizarlas para que no te afecten más de lo necesario en tu vida diaria. Escúchate y expresa tus sentimientos para liberar las emociones.

La familia siempre es un gran apoyo, pero a veces no es suficiente y es necesario que recibamos ayuda profesional. No tengamos vergüenza por ello. El apoyo emocional y psicológico debería ser parte de la vida de cualquier persona.


3- Cuida tu alimentación. La alimentación en la vida de una persona sin patologías es muy importante para sentirse bien y reducir el riesgo de padecer enfermedades y lo es más aún en los pacientes de cáncer. Una alimentación adecuada a nuestras necesidades personales, tratamiento y efectos secundarios contribuirá a nuestro bienestar y al éxito del tratamiento. Pregunta a tu médico, busca información de nutricionistas oncológicos o acude a ONGs que puedan ofrecerte este servicio. La nutrición debe ser adaptada a tus circunstancias personales, enfermedad, tipo de tratamiento y estadio para que sea lo más beneficiosa posible.


4- En la medida de lo posible, trata de mantener un estilo de vida similar al que llevabas. Si te encuentras bien y el equipo médico no pone objeciones, trata de hacer las mismas cosas que hacías antes, aunque tengas que bajar la intensidad. Si antes te gustaba pasear por la montaña, trata de seguir yendo a la montaña a pasar el día, adapta esos paseos a tu nueva condición, pero hacer aquello que te gusta hacer te ayudará a sentirte mejor, física y mentalmente. Muchas veces somos nosotros mismos quienes nos marcamos los límites. Siempre y cuando conversemos con nuestro médico y no haya inconveniente, mantén un estilo de vida similar al que llevabas antes de tener cáncer.


5- Analiza cómo la enfermedad va a cambiar tu vida. La enfermedad afecta en muchos aspectos de tu vida, no solo en la salud. Posiblemente tengas que estar de baja un tiempo, por lo que afecta al ámbito laboral y quizás tambén al económico. Tu vida social y de ocio también puede verse afectada en mayor o menor medida ya que tendrás ciertas limitaciones que te impedirán hacer tu vida 100% igual que antes, principalmente durante el tratamiento.


6- Se previsor. La enfermedad lleva consigo una serie de consecuencias, más o menos drásticas. Si prevés que vas a tener que comprar ciertos medicamentos de forma constante, revisa tu economía o pide ayuda al estado o alguna ONG en caso de que lo necesites. Si requieres trasladarte a otra ciudad para recibir el tratamiento, puedes solicitar un piso de acogida de ONGs, o ayuda económica puntual.

Mira aquello en lo que la enfermedad te puede afectar y se previsor.



Es importante que sepas que no se trata de ser pesimista ni ponerte en el peor de los escenarios. Se trata de anticiparte y organizar todo aquello que está en tu mano para no tener que preocuparte después.



Esperamos que esta lista te sirva. En caso de que tengas más dudas, puedes ponerte en contacto con nosotros en hola@contraelcancercambiaelguion.org o en el teléfono 91 051 59 65.


25 vistas
Suscríbete a nuestra Newsletter

C/ Repullés y Vargas, 3 local 28011 Madrid (España)

© 2020 Contra el Cáncer Cambia el Guion