• Contra el Cáncer Cambia

Cómo "no agarrarse" a la muerte de un ser querido

A lo largo de la vida intentamos evitar ser conscientes de la presencia de la muerte, tanto la propia como la de otros seres queridos, sin embargo, la vida nos demuestra ocasionalmente que por mucho que queramos ella está ahí y está ahí para todos, sin excepción.


Cuando nos vemos en esa situación NUNCA nos viene bien.

Efectivamente, la muerte no viene bien nunca y entonces nos resistimos a aceptar la realidad del momento, nos resistimos a querer entender lo que acaba de suceder y menos a aceptar que la persona querida no estará allí más.

Van pasando los días y parecen semanas, meses, y en nuestro pensamiento solo nos repetimos que nos seremos capaces de aceptarlo, no seremos capaces de vivir sin él o ella, que esto que nos corre por dentro nunca dejará paso a la serenidad o incluso a la felicidad que alguna vez sentimos, etc.


Entonces es cuando practicamos la acción de “agarrarnos”. Esta acción nace de la reacción ante lo sucedido, fracasamos en la aceptación de la pérdida y los sentimientos desagradables nos invaden cada vez más. La finalidad, a un nivel inconsciente, de agarrarnos a la persona que partió es inhibir las emociones suscitadas por esta pérdida y mantener, con todas nuestras fuerzas, a la persona en el presente, a la persona en la fantasía.


La Terapia Gestalt trabaja con la persona en duelo uno de los factores que mantienen esa acción de “Agarrarse”. Estos factores son los llamados aspectos inconclusos con la persona que partió, es decir, aquellas emociones vivenciadas en la relación que sentimos y no expresamos.


El terapeuta Gestalt es un acompañante en este proceso de duelo en el que la persona va transitando la aceptación de la ausencia de la pérdida.



Es importante resaltar que en esta aceptación no existe el olvido, ya que en algunas ocasiones brotan sentimientos de culpa en el doliente ya que confunde aceptar la ausencia del que partió con olvidarse de él. Sin embargo, el doliente podrá ir experimentado cierto alivio del dolor y la pena, que van dejando paso a la serenidad propicia que facilita la aceptación y el abandono de la resistencia o reacción de agarre.


Si te has sentido identificado o te has dado cuenta de que necesitas ayuda para superar un duelo, no dudes en escribirnos para recibir apoyo por parte de la asociación.

El primer paso para que se produzca el cambio, es darse cuenta de la necesidad de cambiar.


Emilia Iborra

Psicóloga y terapeuta Gestalt

Colaboradora de Contra el Cáncer Cambia el Guion


www.contraelcancercambiaelguion.org

hola@contraelcancercambiaelguion.org

Tfno: 91 051 59 65




19 vistas
Suscríbete a nuestra Newsletter

C/ Repullés y Vargas, 3 local 28011 Madrid (España)

© 2020 Contra el Cáncer Cambia el Guion