• Contra el Cáncer Cambia

¿Cómo aceptar la pérdida de un ser querido?

Actualizado: jul 3

Uno de los factores que impiden la aceptación de la realidad de la pérdida de un ser querido son los asuntos pendientes o inconclusos que tenemos con la persona fallecida.


La relación en sí misma ha podido quedar inconclusa. El doliente se halla aún cargado con mucha emoción acumulada y no expresada: viejos resentimientos, frustraciones, antiguas heridas, culpas e incluso amor y aprecio que no han sido expresados. Esto suele ocurrir producto de nuestro aprendizaje en la represión de emociones y sentimientos que, no lejos de desaparecer, se aposentan en el cuerpo a modo de bloqueos, problemas en la musculatura, inhibición de la respiración, entre otros.


Es una realidad que nuestro cuerpo es el espejo de lo que ocurre en nuestra mente emocional y, lo reprimido en ella se traduce tarde o temprano al plano corporal.

En este punto es importante remarcar que, como no somos del todo conscientes de los efectos en la relación mente-cuerpo, estos problemas pasan desapercibidos y continuamos el funcionamiento diario sin ponerle solución. Esta falta de capacidad de darse cuenta nos imposibilita el concluir situaciones emocionales.

La presencia de estas emociones inexpresadas dificulta poner término a la relación, sencillamente debido a que la otra persona ya no está cerca para escucharlas.

Una de las formas para resolver las emociones inexpresadas es que la persona exprese sus sentimientos a la persona que se ha alejado y, para ello, una de las técnicas por excelencia en Terapia Gestalt es la técnica de la Silla Vacía. El uso de esta técnica tiene la finalidad de hacernos conscientes de nuestros sentimientos, emociones y conductas con referencia a la situación que estamos viviendo. En concreto, en la silla vacía la persona va entablando diálogos entre las dos partes en conflicto hasta que las integra y las hace suyas, reincorporándolas a su personalidad. En el caso de una persona en duelo por la ausencia de un ser querido esta técnica sirve como oportunidad y soporte para recolocar a la persona que ha partido en un lugar distinto dentro de nuestro corazón y poder así transformar nuestros bloqueos emocionales en oportunidades de crecimiento y madurez emocional.


Otra forma de dar salida a esas emociones y sentimientos mediante esta terapia humanista, es identificar esos bloqueos emocionales y darles salida, dejar fluir las emociones para disipar esos atascos en el plano corporal mediante ejercicios con el cuerpo y con las sensaciones que en él se dan en el momento presente y que tienen que ver con la pérdida del ser amado.


¿Estás pasando por una fase de duelo? Que no te preocupe si hace mucho que se marchó la persona o ha sido recientemente, lo importante es saber identificar que necesitas apoyo para finalizar una etapa y poder avanzar sin que la pérdida de la persona querida y el duelo inconcluso te impidan evolucionar.

¡Ponte en contacto con nosotros y empecemos la primera sesión!


Si quieres saber más sobre la terapia Gestalt y cómo trabaja Emilia, te animamos a ver el siguiente vídeo donde te lo explica.





Emilia Iborra

Psicóloga y Terapeuta Gestalt

Colaboradora de Contra el Cáncer Cambia el Guion

Contraelcancercambiaelguion.org

hola@contraelcancercambiaelguion.org

Tfno: 91 051 59 65



49 vistas
Suscríbete a nuestra Newsletter

C/ Repullés y Vargas, 3 local 28011 Madrid (España)

© 2020 Contra el Cáncer Cambia el Guion